Una de las nuevas características que presentaron junto con el nuevo Apple TV en septiembre pasado es la esperada (por no decir ansiada) posibilidad de utilizar mandos de terceros para juegos, lo que a priori iba a dar mucho juego (valga la redundancia) al permitir, al menos en teoría, juegos mucho mas parecidos a los de consola de lo que se tenia hasta ahora.

Mando MFI

Sin embargo el tiempo pone las cosas en su sitio y al poco se vio que no todo lo que brilla es oro y esto traía algunas limitaciones: por un lado el uso de esos mandos debía ser totalmente opcional, de forma que siempre se tenia que poder jugar con el Siri Remote al menos, además de con los mandos MFI (certificación Made For iPhone) llegado el caso. Esto complicaba mucho el control para ciertos juegos y obligaba a los desarrolladores a hacer florituras que a la postre dejaban muy mal sabor de boca a los jugadores. Por otro lado se encontró con otra limitación inesperada:  como mucho podíamos conectar dos mandos MFI ya que si se intentaba enlazar un tercero se perdía uno de los anteriores.

Por suerte aunque muchas veces se diga lo contrario, Apple suele escuchar en mayor o menor medida a sus usuarios, y ambas cuestiones han mejorado de forma silenciosa con tvOS 10 ya que el uso de Siri Remote en los juegos pasa a ser opcional (aunque recomendable) de forma que los juegos probablemente sean mucho mejores a partir de ahora al no tener que soportar esa limitación. Y por otro lado han aumentado el numero de dispositivos conectados a 4, lo que también dará mucho juego y convertirá el Apple TV 4 en una perfecta consola para juegos ocasionales (no nos engañemos, a día de hoy aun no tiene nada que hacer contra una Play o Xbox)