Tras el unboxing del nuevo Apple Watch Series 2 llega el momento de ponerlo a prueba de verdad y ver como se comporta en el día a día. La verdad es que dado que muchas apps depende del momento que las abramos pueden ir mas rápido o mas despacio en función de factores ajenos al propio reloj (carga del iPhone, velocidad de la red, la fase de la luna…las cosas típicas de cualquier cacharro) hemos preferido empezar con un test mas objetivo como puede ser el de arranque de ambos dispositivos.

Somos conscientes de que no reincidamos nuestros Apple Watch a diario ni mucho menos (lo contrario seria preocupante), pero lo cierto es que no hay cosa mas frustrante que tener que reiniciarlo y ver como pasan los minutos sin que nuestros dispositivos estén nuevamente operativos. El Apple Watch original pecaba de ser lento… muy lento en este aspecto, de hecho ni con la llegada de watchOS 3 ha mejorado en lo referente al arranque (si al resto de cosas afortunadamente).

Veamos como queda el enfrentamiento:

Como se puede ver en el video el claro ganador, como debe ser por otro lado, es el Apple Watch Series 2, que logra sacar a su contrincante unos 30 segundos en el arranque, lo que ciertamente es mucho si no fuera porque los tiempos que dan son de 1:45 minutos, un tiempo que sigue siendo desesperante a pesar de la clara mejora respecto el modelo anterior. Esperamos que en futuras generaciones sigan mejorando estos tiempos y pronto tengamos un dispositivo en nuestra muñeca que arranque en unas cifras razonables de unos 30 segundos.