Introducción

Después de un año resistiendo la tentación de comprar el Apple Watch aproveché que el Pisuerga pasa por Valladolid (vale, y que Apple renovó la gama de relojes) y adquirí un flamante Series 1 con caja de aluminio y correa deportiva blanca.

Como es lógico para cualquier persona amante de la tecnología los primeros días de uso han sido una constante prueba de aplicaciones y opciones de configuración que han conseguido que me haga una idea bastante certera de hasta dónde puedo llegar con mi nuevo Gadget. Como ya he mencionado en otros artículos nunca antes había tenido un reloj inteligente y por ello soy el conejillo de indias perfecto para este tipo de “experimentos”.

Las primeras impresiones sobre mi Apple Watch

App de actividad

App de actividad

Si tuviese que describir con una sola palabra lo que sentí el primer día de pruebas sería sin duda “preocupación”. Y el motivo no es otro que el hecho que después de usar durante años un Casio G-Shock al que jamás le he cambiado la pila tener la sensación de que la batería de mi nuevo reloj no va a llegar al final del día es realmente agobiante.

Es cierto que cuando estrenamos nuevos gadgets les damos un uso mucho más intensivo y que no se asemeja al día a día en las semanas sucesivas, pero no es menos cierto que la función principal de un reloj es consultar la hora y el no saber si vas a poder hacerlo por falta de batería es a priori un contrasentido.

La cosa va mejorando

Poco a poco el uso del dispositivo se fue normalizando y dejé de preocuparme tanto por la batería al comprobar que podía llegar al final del día casi en cualquier circunstancia de uso normal. Y ese fue justo el momento en el que empecé a disfrutar de mi recién estrenado dispositivo.

Ahora no tengo demasiadas aplicaciones de terceros instaladas, solo las justas y necesarias (que por cierto os detallaré en un futuro artículo) y entre eso y las propias apps nativas del reloj tengo más que suficiente.

¿Y qué usos le doy realmente?

Por supuesto mirar la hora, pero aparte de eso:

  • Como dispositivo para entrenar: me ayuda a controlar el pulso, la distancia, la velocidad… todo ello a un vistazo de muñeca.
  • Para ver notificaciones de Whatsapp y Telegram (pero ojo, casi nunca para contestarlas).
  • Para controlar la actividad del día a día: distancia recorrida andando, tiempo de pie, tiempo entrenando, etc.
  • Como despertador: es mucho mas agradable despertarse con una leve vibración en la muñeca que con la alarma de Iphone.

Y tengo pendiente el tema de la monitorización del sueño, pero quiero probar las distintas apps que existen actualmente en la tienda y eso me llevará un tiempo.

¿Recomendaría su compra?

Menú Principal

Menú Principal

Aunque el Apple Watch no solo es un reloj inteligente y la apuesta de Apple ha sido 50% tecnología y 50% moda (y parece que a tenor de los resultados ha sido una apuesta acertada) es cierto que la funcionalidad, a pesar del camino recorrido, sigue siendo muy limitada.

Las personas que se imaginan así mismas usando un reloj inteligente tienen la idea de que van a poder hacer muchas más cosas de las que realmente luego pueden hacer, y eso en cierto modo es decepcionante. Entonces…  ¿Estoy decepcionado? Para nada. Me gusta la tecnología y la disfruto en cada minuto del día, pero entiendo que no todos los usuarios comparten mí mismo perfil y por ello creo que el Apple Watch no es para todos los públicos.

Es para ti si:

  • Te encanta la tecnología y eres fan de todos los productos de Apple.
  • Te gusta probar cosas nuevas, aun sabiendo que no están 100% maduras.
  • Estas dispuesto a pagar un precio elevado por un producto que en resumidas cuentas tienes que cargar a diario.
  • Te gusta la moda y te atrae la idea de poder cambiar las correas del reloj cada día de la semana.

No es para ti si:

  • Tienes unas expectativas demasiado altas sobre su funcionalidad.
  • Esperas una duración de batería elevada (quizás en ese caso tu opción siga siendo el Pebble)
  • No te gusta la moda, ni los relojes, y sigues usando el mismo reloj de 10 € que tiene ya 12 años en tu muñeca.
  • No estás dispuesto a soltar 369 € por un dispositivo que da la hora.

Y tú, ¿te vas a comprar o te has comprado alguno de los nuevos Apple Watch?