Desde que subimos el vídeo comparando el tiempo de arranque del Apple Watch Series 2 de Iván frente al Apple Watch original teníamos pendiente comparar ambos tiempos de arranque con el de un Series 1.

Y si no lo hemos hecho hasta ahora ha sido simplemente por pensar que compartiendo procesador con el Series 2 el tiempo de arranque sería prácticamente idéntico. Recordemos que el Apple Watch original tarda casi 2:15 en arrancar mientras que el Series 2 reduce su tiempo casi en 30 segundos, a 1:45 exactamente. ¿Mucho o poco?

En ambos casos sigue siendo un tiempo demasiado elevado y aunque es cierto que no es un dispositivo que estemos reiniciando cada día no deja de ser una muestra evidente de la poca potencia de procesador que tienen estos weareables en comparación con un IPhone o cualquier Android de gama alta.

Pues bien, aquí tenéis la prueba empírica de una de las frases que más me gusta: “En teoría la teoría y la práctica deben dar los mismos resultados. En la práctica no”.

Ha sido realmente sorprendente comprobar como el Series 1 tarda 1:21 en arrancar, es decir 24 segundos menos que el Series 2.

A priori podríamos aventurar que esta diferencia de tiempo es debida a los extras de hardware que incorpora el Series 2, y más en concreto al GPS. Pero… ¿tanta diferencia solo por llevar GPS?  Habrá que investigar más a fondo para intentar averiguar la causa exacta de la variación, pero de momento os dejamos con el vídeo, para que podáis comprobarlo por vosotros mismos.

Ya con estos datos tendríamos que añadir una nueva razón en este artículo por la cual elegir un Series 1 frente a un Series 2.

Y tú, ¿Te comprarías un Series 1 solo porque tiene un arranque notablemente mas rápido?