A menudo nos encontramos con un interesante debate, y es si para los poseedores de un smart TV es una buena idea comprarse un Apple TV, o directamente si vamos a comprar una tele nueva si debemos priorizar el que tenga Smart TV o no. Para esto os hacemos un pequeño resumen con las ventajas del Apple TV o sus desventajas respecto a una tele con Smart TV.

Ventajas

  • Precio: Sin duda el precio del Apple TV es muy inferior al de cualquier Smart TV del mercado, lo que permite actualizarlo mas fácilmente llegado el momento.
  • Rapidez: Por supuesto puedo estar equivocado pero por mis manos han pasado 3 generaciones distintas de smart TV (Todas de Samsung eso si) y si algo tienen en común (las 3 están en activo) es que son muy lentas en respuesta, de hecho la mas moderna, un modelo 4K, no esta operativa hasta unos 30 segundos después de encenderla de forma que durante ese tiempo no podemos ni bajar el volumen. El Apple TV por contra, gracias a su procesador A8, se mueve con una soltura increíble, estando operativo en apenas 2 o 3 segundos.
  • Multitarea: Prácticamente inexistente en las smartTV, ya que cuando cambiamos de una App a otra la carga desde cero, sin embargo en el Apple TV podemos tener varias aplicaciones abiertas a la vez y cambiar entre ellas rápidamente.
  • Cantidad y calidad de Apps: Las smart TV tienen apenas un puñado de Apps disponibles, y de ellas pocas tienen una calidad aceptable. Esto ocurre en plataformas como webOS o Tizen (Samsung) que son las mas populares junto a Android TV (la mejor opción), pero si nos centramos en el resto de soluciones la cantidad de aplicaciones fuera de las que vienen de serie parece un chiste de mal gusto. Por contra en el Apple TV tenemos mas de 1000 aplicaciones disponibles, aunque es cierto que muchas tienen una calidad discutible, lo cierto es que se podría decir que es la opción menos mala.
  • Podrás comprarte la tele que mas te guste sin perder funcionalidades: Si tenemos una smart TV estamos limitados a lo que nos ofrezca en estas plataformas, pero podemos encontrarnos con que la tele que nos gusta no tenga estas funcionalidades y tengamos que sacrificar características o funcionalidades. Dado que el Apple TV es independiente podemos comprar la tele que mas nos guste y seguir disfrutando de nuestro Apple TV.
  • Lo podemos llevar de vacaciones: Puede sonar a chiste, pero es una realidad, difícilmente nos llevaremos de casa nuestra tele de 55″, pero el Apple TV entra en cualquier sitio y nos lo podemos llevar sin ningún problema.
  • Actualizaciones: Muchas televisiones se actualizan mínimamente o directamente no lo hacen nunca, por contra Apple cada año actualizara el software de su Apple TV añadiéndole nuevas funcionalidades.

Desventajas:

  • Menor integración: Nos guste o no, un Apple TV jamas se podrá integrar al mismo nivel que la propia televisión consigo misma. La verdad, se que suena partidista esto, pero hace un par de años esta integración hubiera sido clave, sin embargo es una característica que los fabricantes no han sabido aprovechar y de hecho una de las mayores ventajas que podían tener como es una webcam para Skype, la han perdido recientemente por una decisión de Microsoft. En cualquier caso al Cesar lo que es del Cesar.
  • Un aparato menos: Es innegable que vivimos en un momento en el que se tiende a tener cuantos menos aparatos de por medio mucho mejor, evidentemente el poder ahorrarnos un segundo aparato y tener todo en nuestra televisión es una gran ventaja aunque el Apple TV sea bastante pequeño.
  • Algunas Apps ya las tendremos en el Smart TV: Si ya tenemos un Smart TV es muy posible que nos encontremos que las principales Apps que mas nos gustan del Apple TV ya las tengamos disponibles en nuestra tele como puede pasar con Plex o Netflix.
  • 4K: Sin duda la mayor desventaja de todas, y es que el Apple TV no soporta 4K de forma que todo el contenido que reproduzcamos en el dispositivo será como mucho 1080p.