Una vez terminamos de usar nuestro Apple TV conviene dejarlo en reposo si ya no vamos a usar mas la televisión, al menos si no vamos a seguir viendo la tele, ya que por defecto si ponemos el Apple TV en reposo también ocurrirá lo propio con nuestra televisión.

Antes de seguir conviene aclarar que el Apple TV no cuenta con un botón de encendido o apagado como otros dispositivos, de hecho la única forma de apagarlo es es desconectando el cable de alimentación ya que en caso contrario entrara en modo reposo (cuando a lo largo de este tutoríal mencionemos el apagado, nos referiremos siempre a reposo), de forma que si queremos volver a usarlo bastara con tocar cualquier botón del Siri Remote o incluso los controles remotos del iPhone o Apple Watch para que se active de nuevo.

Por defecto el Apple TV se pondrá en reposo pasado una hora sin usarlo,  aunque esto es totalmente configurable en los ajustes a través de Ajustes/General/Reposo tras), pudiendo elegir entre Nunca, 15 minutos, 30 minutos, 1 hora, 5 horas o 10 horas, aunque por supuesto también podemos forzar ese apagado manualmente en cualquier momento.

Tenemos 2 formas de forzar el modo reposo de un Apple TV de 4ª generación con el Siri Remote (o la app de iOS) debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Mantenemos pulsado el botón de Home durante unos tres segundos.
  2. En la pantalla nos aparecerá un menú en el cual tenemos que escoger la opción Reposo para que se apague al momento.

modo-reposo-apple-tv

Si contamos con un Apple TV 3 o inferior el funcionamiento es similar aunque en lugar del botón home, tendremos que dejar pulsado el botón de Play/Pause.

Como he dicho, hay 2 formas de hacerlo, la segunda opción con la que contamos para para poner el Apple TV en reposo pasa por ir a Ajustes. Para ello seguiremos los siguientes pasos:

  1. Nos situamos en la pantalla principal del Apple TV.
  2. Abrimos los Ajustes.
  3. Seleccionamos la opción Reposo ahora, que nos pondrá nuestro Apple TV en reposo directamente sin preguntarnos nada.