Cuando nació el Apple TV, o mas bien cuando se presento, Apple lo hizo recalcando la potencia del procesador A8 y su increíble potencia gráfica para ese momento, que vale que ahora no seria gran cosa, pero nos la vendieron como cercana a la calidad de una consola de la generación anterior, una maquina ideal para ciertos juegos.

Con esa potencia al menos estoy seguro que daría para juegos bastante chulos, y de hecho hay alguno como el que analizamos de Oceanhorn que esta sumamente bien, al igual que algunos de carreras o de otros géneros que no están mal, pero lo cierto es que la mayoría de juegos del Apple TV son mas bien casuales (como los del iPhone).

Recientemente han anunciado interesantes juegos para iOS como Mario Run de Nintendo o el nuevo Fifa mobile Futbol de EA Sport y en ambos casos me surge la misma gran pregunta, “si portar un juego para iOS al Apple TV es una labor sumamente sencilla, ¿por que no sacan esos juegos importante en tvOS?”.

Tal vez sea yo que lo veo con malos ojos, pero tengo la sensación que al igual que ocurre con el Apple Watch, la pelota esta en el campo de los desarrolladores y se empeñan en seguir dejándola botar en vez de cogerla y empezar a demostrar realmente lo que se puede hacer, y demostrar que Oceanhorn no es una excepción si no la regla en una plataforma que si bien gráficamente no esta a la altura de una Xbox One, perfectamente puede situarse como una opción muy a tener en cuenta para aquellos que no buscan lo ultimo en gráficos, igual que fue la Nintendo Wii en su momento aunque con mejores juegos espero, ya que en eso si que tienen mucho en común la Wii y el Apple TV 4.