Tener código de seguridad en el Apple Watch es una medida muy interesante que conviene llevar a cabo por nuestra seguridad.

Como activar el código de seguridad del Apple Watch

Tenerlo activado implica algo tan básico como que nadie pueda usar nuestro reloj, lo que es vital teniendo en cuenta que el Apple Watch tiene acceso a mucha informacion personal dado que es una extension en cierta forma de nuestro teléfono, donde recordemos que almacenamos media vida. Y eso por no hablar de que cuando llegue Apple Pay a España (la esperanza es lo ultimo que se pierde) será imprescindible para poder realizar pagos desde nuestra muñeca ya que es la única forma de asegurar que somos realmente nosotros.

Si no lo tienes activado desde aquí te recomiendo ya que lo hagas, lo puedes hacer desde el propio reloj pulsando la corona digital y una vez allí Ajustes/Codigo.

activar codigo en Apple Watch

En el reloj vemos que podemos indicar que si desbloqueamos nuestro iPhone también lo haga el reloj, algo que nos ahorra algo de tiempo. Sin embargo la configuración también podemos llevarlo a cabo desde  el teléfono accediendo a la app Watch y después Mi Reloj/Código donde ademas de activarlo podremos configurar que se borre el contenido de nuestro reloj si metemos el código mal 10 veces.

activar codigo de Apple Watch en iPhone

¿Por que el Apple Watch me pide el código todo el tiempo?

Tenerlo activado como hemos visto es muy importante, sin embargo hay gente que acaba por desactivarlo ante la molestia de que se lo pida cada poco tiempo, ademas de dejar de recibir notificaciones (si no metemos el código dejan de llegarnos notificaciones), llegando incluso a pensar que el reloj tiene algún defecto o no esta funcionando bien.

Nada mas lejos de la realidad, el problema en casi todos los casos suele ser el mismo: tenemos el reloj demasiado flojo en la muñeca. Y es que el Apple Watch tiene una forma muy sencilla de saber si lo llevamos puesto o no (y por tanto si tiene que pedirnos el código, ya que nos lo pide cada vez que nos lo ponemos) y es a través del sensor cardiaco, de forma que si detecta pulso entiende que lo llevamos puesto y por tanto nos pide el código al principio.

El problema es que si no llevamos apretada la correa (ojo, tampoco mucho o el riego sanguino no será el correcto y nos dará unas pulsaciones equivocadas) el sensor pierde contacto con la piel y piensa que nos lo hemos quitado, y cuando vuelve a detectar la piel piensa que nos lo acabamos de poner y nos pide el código de nuevo, lo que efectivamente es molesto.

La solución por tanto pasa por poner un poco mas fuerte la correa en nuestra muñeca y todos nuestros problemas se verán solucionados.