Han pasado 24 horas desde que se pusiera en marcha Apple Pay en España con entidades como Banco Santander, American Express, Ticket Restaurant o Carrefour. Personalmente no he tenido la fortuna de poder probarlo ya que no tengo tarjetas de ninguna de esas entidades (la tarjeta de Carrefour esta en camino) pero por suerte he podido hablar con distintas personas que si han podido realizar pagos con Apple Pay y las sensaciones son muy positivas.

La activación

Pagando con Apple Pay desde el Apple Watch

foto de @mochoqui

Prácticamente no ha habido problemas en la activación del servicio y eso ya es por si mismo todo un logro ya que suele haber saturaciones y cosas asi, solo me ha llegado un caso donde había un problema con la tarjeta del Santander y el problema radica en que hay que tener activa la opcion de comercio seguro en la tarjeta previamente para poder usarla. Para hacer esto hay que acceder desde un PC e ir a tu Banca Online/Tarjetas/Comercio Electrónico Seguro (CES).

El uso desde el iPhone

Lo mas habitual por pura estadística de mercado (hay muchos mas iPhones que Apple Watch) es hacer uso de Apple Pay desde el teléfono. En este caso el factor cultural es menos chocante (depende mucho del sitio) ya que aunque sigue sin ser algo masivo, la gente empieza a acostumbrarse a ver realizar pagos desde los teléfonos, ya sea en los casos de Android con Apps de distintos bancos, o con stickers pegados en la parte de atrás del teléfono en el caso de iPhone por lo que los cajeros y cajeras no se sorprenden mucho a la hora de cobrar así ya que no deja deseo una pequeña variante del sistema tradicional.

Apple-Pay-comes-to-Canadian-vending-machines-Report

Por supuesto siempre hay excepciones, también dependiendo mucho de las zonas donde nos movamos, y lo habitual suele ser sorpresa por parte de la persona que cobra al quedarse esperando a que metamos el PIN (algo que es innecesario al poner nuestra huella dactilar) y tener que explicar que no hace falta que espere más. Tampoco estamos exentos de casos en supermercados donde nos piden el DNI para verificar que somos nosotros en pagos inferiores a 20€ (donde no se pide PIN normalmente cuando se usa contactless), algo que también se sufre con los stickers y que resultan bastante divertidos ya que hay que explicar que si les hace ilusión nosotros les damos el DNI pero que la tarjeta esta en el móvil y en ningún sitio pone nuestro nombre.

Lo que si varia es la experiencia para el usuario , y es que varios comentarios coinciden en lo sumamente cómodo que resulta el sistema, realizando todo el proceso en apenas un par de segundos y evitando tener que meter el código pin, y sobre todo, sin los problemas de usar los stickers con fundas, donde suelen dar muchos fallos y a veces incluso hay que quitar la funda para poder realizar el pago (lo he sufrido alguna vez), de forma que todo esto desaparece a favor de un sistema sumamente efectivo

Pago desde el Apple Watch

Aunque siempre hay excepciones, y hay cajeros o cajeras que ya se esperaban la jugada, lo cierto es que de forma general si el pago desde el móvil ya choca un poco (aunque cada vez sea mas normal), la cosa se vuelve mas divertida cuando pagamos desde el reloj, algo que definitivamente la gente no esta ni por asomo acostumbrada a ver, lo que se traduce básicamente en que flipan en colores y nos saben como reaccionar.

Pagando desde Apple Watch

Foto de @egpall

Aquí ademas nos encontramos con el “problema” adicional de que no tenemos que meter PIN ni poner huella dactilar ni nada, simplemente acercamos el reloj y pagamos, con lo a veces si queremos llevarnos la compra toca dar un curso básico de funcionamiento del Apple Watch y explicar que cuando nos lo ponemos ya metemos un PIN sin el que no se puede pagar. En cualquier caso siempre habrá quien una vez mas nos pida el DNI, lo que nos supondrá una vez mas una batalla lingüística hasta que entienda la otra parte que su petición realmente es absurda.

En lo que desde luego todo el mundo esta de acuerdo es que funciona de maravilla el invento, simplemente acercándolo ya pagamos (que es la idea) y todo sin tener que sacar nada de la cartera con lo que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que Apple Pay es un invento genial (algo que ya imaginábamos).

Un problema de formación

Aunque es divertido en ciertos casos ver a la gente sorprendida si no tenemos prisa lo cierto es que nos podemos encontrar con casos donde si tengamos esa prisa y ademas la otra persona sea un poco mas cuadriculada de los normal con lo que entraremos en un pequeño conflicto causado por un problema que creo sufrimos en la mayoría de trabajos, y es la falta de formación, y con Apple Pay no es una excepción.

Con suerte en los distintos comercios habrán dicho a los empleados que ya funciona Apple Pay, o quizá lo hayan visto por la tele o leído en algún sitio, pero la realidad es que nadie les habrá explicado como funciona el invento y que aunque se parece mucho al pago con tarjeta contact less, la cosa tiene sutiles diferencias que marcan mucho la experiencia de usuario, por lo que como siempre tocara esperar a que poco a poco se normalice el pago con este sistema para poder usarlo con normalidad sin que por un lado se sorprendan, por otro no realenticen el dinamismo de uso y nos pidan el DNI, y por otro no nos sintamos bichos raros usándolo, porque tu o yo estamos encantados de tener estas cosas , pero no hay que olvidar que mucha gente siente un poco de corte “dando el cante” y pagando con el teléfono, ni que decir de hacerlo con el reloj.