En Octubre supimos que Microsoft abandonaba el mercado de las pulseras inteligentes poniéndoselo a Apple aun mas facil para seguir líderes con su Apple Watch. Pues bien, parece que no es el único en bajarse del barco de un tipo de producto que si bien va mejorando poco a poco lo cierto es que no acaba de despegar como les gustaría (de lo que mucha culpa tienen los propios fabricantes, por empeñarse en un formato redondo que es muy bonito, pero poco practico para mostrar informacion, pero bueno) y este mes estamos viendo extraños movimientos empezando por la adquisición de Pebble por parte de Fitbit y terminando por la noticia que os queremos dar hoy, y es que Motorola abandona por ahora el mercado de los smartwatch.

Lo cierto es que con el retraso de Android Wear 2.0 ya hubo fabricantes (entre ellos el propio Motorola) que dijeron que por ahora no lanzarían nuevos modelos de cara a navidad pero Lenovo (propietaria de Motorola desde que se la compro a Google) ha afirmado que ha decidido dejar de lado por ahora esta categoría y tampoco tiene intención de lanzar nuevos relojes ni siquiera cuando Android Wear 2 esté listo (presumiblemente a comienzos de 2017).

Android Wear en moto 360

El motivo que esgrimen es que “Los wearables no tienen un atractivo suficiente entre el público en general para que sigamos desarrollando nuevos modelos año tras año”, según ha dicho Shakil Barkat, responsable de desarrollo de productos de Moto, algo que las ventas del Apple Watch desmienten, pero que si sirve para autoconvencerse de que la culpa es del cliente y no suya por no sacar productos atractivos y saber venderlos, pues allá ellos.

Por supuesto no se cierran la puerta del todo y dicen “Creemos que la muñeca todavía tiene valor y llegará un punto en el que los relojes proporcionarán un valor mayor del que dan hoy”, pero no deja de ser una excusa para poder justificar su vuelta al mercado cuando otros hayan hecho el trabajo difícil y ellos solo tengan que sacar su producto y que se venda solo, porque no nos equivoquemos, aquí los principales culpables de que la adopción sea mas lenta de lo previsto son los desarrolladores, que salvo en casos muy contados no están sacando aplicaciones decentes que atraigan a la gente, y si dejamos de lado las aplicaciones de terceros, solo podemos confiar en el ecosistema propio de cada fabricante para que el producto resulte atractivo, ecosistema que casualmente solo Apple y Samsung pueden ofrecer actualmente.

Sea por el motivo que sea lo cierto es que se lo están poniendo muy fácil a Apple y Samsung de cara a estas navidades donde son los únicos dos fabricantes que tienen relojes de ultima generación listos para sus clientes.