Una de las cosas que mas nos chocaban era que a pesar de ser compatible con watchOS 3 desde hace semanas, no habían aprovechado para hacerse compatible con los Apple Watch Series 2 y Nike+, es decir, que fueran capaces de permitirnos salir a hacer ejercicio sin necesidad de llevar el iPhone encima, al menos en lo referente a medir por donde vamos gracias al GPS integrado que llevan los Series 2 y Nike+.

Por suerte desde ayer tenemos en nuestras manos una nueva versión que viene a solventar esta situación acompañada de un rediseño de la aplicación que sinceramente queda bastante mejor que el anterior, ademas de nuevas funcionalidades.

Nuevo Runkeeper para Apple Watch

Donde antes solo podíamos elegir únicamente un modo de entrenamiento y una rutina, ahora ademas podemos indicar si queremos salir con o sin el teléfono a realizar la actividad, ademas de establecer un ritmo y una frecuencia cardiaca máxima.

Respecto a salir con o sin el teléfono choca un poco que haya que indicarlo manualmente ya que lo ideal seria que Runkeeper fuera autónomo y detectara si llevamos el teléfono encima para tomar esa decisión, o al menos que si no lo llevamos asuma que salimos a correr sin el, pero aparentemente no funciona así  ya que he probado a poner el teléfono en modo vuelo y la aplicación no ha reaccionado por lo que parece claro que hay que indicarlo manualmente.

Sin detectar el telefono sigue indicando que estamos con el

A la hora de elegir una actividad la cosa sigue siendo un poco decepcionante en Runkeeper, ya no solo porque no permite actividades acuáticas (el Series 2 es sumergible) como ocurre con la aplicación de entreno nativa, si no porque apenas permite elegir entre Correr, Andar o Bici mientras que en la aplicación del iPhone tenemos muchas mas disponibles.

Opciones de entreno

En donde si que Runkeeper para Apple Watch da el Do de pecho es en la informacion que muestra mientras realizamos la actividad, donde ahora pulsando sobre los diferentes datos podemos cambiar nuestra visualización de los mismos, o incluso ver una gráfica de nuestro ritmo cardiaco lo que es muy de agradecer.

Datos de la actividad

En resumen se puede decir que es una gran actualización pero que se queda a medio camino por las limitaciones en los tipos de actividad que podemos realizar y sobre todo porque sigue haciéndose un lío entre la versión del reloj y la del iPhone, no detectando de forma autónoma si tenemos el teléfono conectado, y lo que es peor, se sigue liando de mala manera si iniciamos una actividad en el reloj y queremos seguirla en el iPhone, donde a pesar de que la voz en off nos dice que hemos iniciado la actividad la pantalla del iPhone sigue por su cuenta esperando que pulsemos en Comenzar para empezar a correr (o lo que queramos hacer) lo que en la practica es un completo despropósito ya que podemos indicar una actividad y seguirla en el reloj, pero no al contrario.

Lo bueno en cualquier caso es que estamos ante una aplicación gratuita así que no perdéis nada por probarla si no lo habéis hecho ya, recordando que hay opciones premium que te harán mas efectivos los entrenamientos, si bien son totalmente opcionales.