Os voy a contar una historia que demuestra una vez mas que no se debe dar nada por sentado cuando la tecnología esta en medio:

Cuando compre por Septiembre el Series 2 para sustituir mi “viejo” Apple Watch original tenia claro que mi viejo reloj iría a parar a las manos de mi padre ya que el mismo nos había pedido que se lo regalaremos como regalo de navidad. Pues bien dado que mi Apple Watch original había sufrido el mal de las letras que se caen aproveche que ya tenia el Series 2 para llevarlo a la Apple Store y que al cabo de una semana (tardan eso en mandarlo a Irlanda y volver) me dieran uno nuevo, que por supuesto no llegue a abrir para que fuera mi padre el que disfrutara de ese momento.

Pues bien, hoy a llegado la hora de dárselo, y como quería que tuviera una experiencia lo mas unboxing de un producto nuevo posible le meti en la caja el cable y el cargador que venían en mi Series 2 sin ni siquiera abrirlos, de forma que yo me quede desde el primer momento con los del Series 0 que funcionaban perfecto.

Apple Watch necesita cargar

A la hora de ponérselo en marcha he visto que venia seco de bateria, algo que no es muy comun en los dispositivos con iOS, pero que curiosamente con el Apple Watch ocurre mas a menudo de lo que me gustaria asi que lo he puesto a cargar. 20 minutos después he intentado ponerlo en marcha y me decía que no tenia bateria suficiente y lo pusiera en el cargador, algo que ya estaba haciendo. Quitandolo y volviéndolo a poner se solucionaba el problema y dejaba seguir pero a los pocos segundos de empezar a emparejarlo se apagaba por falta de bateria y vuelta a empezar el proceso: algo fallaba, ya sea el Apple Watch o el cable.

Lo cierto es que de vez en cuando salia un mensaje en el reloj diciendo que si quería usar ese accesorio tenia que actualizar el reloj a la ultima versión, pero en ese momento no lo relacionaba con la causa del problema y solo pensaba “vale, tu déjame enlazar y ya lo actualizo”.

Para descartar si problema era el cable o el reloj he hecho la prueba mas sencilla que podía: poner a cargar mi Series 2, y si, cargaba, asi que el problema parecía ser el Series 0 de reemplazo que me habían mandado asi que con el trastorno y la decepción hemos pedido hora en la Apple Store para un nuevo reemplazo. Todo a su caja y de vuelta a mi casa con todo.

Apple Watch cargando

Por suerte al llegar a mi casa me ha dado por hacer una ultima prueba: ponerlo a cargar en mi cargador, y si, también ha cargado, hasta el 100% sin ningun problema. Sorprendido lo he enlazado con mi iPhone y también sin problema, asi que he vuelto a probar de nuevo con el cargador de mi padre, y de nuevo el mensaje “para usar este accesorio debe actualizar a la ultima versión del sistema operativo”.

Y en ese momento me ha venido la inspiración y lo he visto todo claro: el Series 0 de reemplazo venia con watchOS 2 instalado, y los cargadores de los Series 1 y Series 2 requieren watchOS 3.0 o superior para funcionar, que es como vienen de serie los Series 1 y Series 2 al sacarlos de la caja. Desconozco el motivo por el que Apple ha implementado ese control, y supongo que tendrán sus motivos mas allá de tocar las narices, pero me he vuelto loco hasta dar con ello asi que si os regalan un Series 0 con un cable de menos de 2 metros y no os carga seguramente sea por este motivo.

Por supuesto tras actualizar el reloj a la versión 3.1 ya he podido cargarlo con el nuevo cable sin problema y mi padre ya disfruta de su flamante Apple Watch sin ningún problema, así que se puede decir que es una historia con final feliz. Cita en la Genius Bar anulada y a disfrutar.