Hace dos días comentamos que Samsung por fin lanzaba sus Apps para hacer compatibles sus dispositivos de muñeca con el iPhone y lo mucho que nos gustaría probarlo. Pues bien casualidades de la vida un compañero de trabajo se compro hace unos días una Gear Fit 2 y ha tenido el detalle de dejármelo unas horas durante la jornada laboral para poder trastearlo un poco (mil gracias Alberto) y ver que tal se comporta, y es que de vez en cuando hay que mirar la competencia para ver a que nivel estan nuestros dispositivos favoritos.

Gear Fit en mi muñeca

Os podéis imaginar que en apenas 3 horas y en medio del trabajo (trabajo en atención al publico además) es complicado sacar conclusiones definitivas del producto y su integración así que por ello este post no puedo considerarlo un análisis ni de lejos, siento tan solo una pequeña aproximación, una prueba de 3 horas en las que he sacado algunas conclusiones muy rudimentarias ya que ni siquiera he podido probar todas las opciones.

La sincronización

La sincronización ha funcionado a la primera (al menos cuando he dado con la tecla para hacerlo bien, y es que una vez enlazado con el móvil de mi compañero había que hacer una restauración parcial para poder enlazarlo con un dispositivo nuevo) y ha ido sorprendentemente bien. Me esperaba tener que ir a ajustes BT o alguna cosa de estas pero no ha sido necesario en absoluto, desde la App de Gear Fit mi iPhone ha encontrado la Fit 2 rápidamente y pocos segundos después estaba correctamente enlazado y lista para funcionar.

El uso

Nada mas sincronizarla le he pedido a mi compañero que me mandara un mensaje de whatsapp para ver si todo llegaba bien, y la verdad es que asi ha sido. Me temía que llegara solo al Apple Watch pero lo cierto es que durante el tiempo que he tenido puesta la Gear Fit 2 he recibido todas las notificaciones en ambos dispositivos de forma casi simultánea.

Y hablando de notificaciones, que a fin de cuentas es casi lo único que podemos hacer con una pulsera deportiva (ademas de hacer deporte claro),según la aplicación se pueden elegir que notificaciones queremos recibir y cuales no, algo que no he podido llegar a probar lamentablemente, de hecho no he entrado ni al menú de notificaciones en la App ya que cuando he ido a hacerlo me han interrumpido y luego ya se me ha pasado.

Buscando el Gear Fit 2

La aplicación también tiene un sistema de búsqueda para localizar el dispositivo en caso de no llevarlo en la muñeca, y esto con un Gear S2 quizá tenga sentido al tener altavoz, pero en la fit es un poco absurdo ya que lo unico que hace es vibrar y encenderse la pantalla, de forma que o lo tenemos muy a la vista o difícilmente la encontraremos.

Una de las cosas que mas miedo me daban ya que lo sufrí bastante en su momento con un Pebble es que si se cerraba la App dejara de recibir notificaciones, algo que he forzado en el caso de la App de Samsung con la agradable sorpresa que he seguido recibiendo notificaciones en la Fit 2. Desconozco si al cabo de un tiempo la cosa seguirá funcionando o no ya que no ha dado tiempo a mas, pero al menos no se han cumplido mis peores temores.

Una cosa que no me ha gustado es que cuando recibimos una notificación podemos borrarla o bloquear la app, de forma que no recibiremos mas notificaciones de esa aplicación. Como idea me parece genial, pero creo que es muy facil que pulsemos sin querer y dejemos de recibir notificaciones de esa aplicación accidentalmente, lo que me resulta un poco molesto pese a que pida confirmación (que supongo que lo hará, pero que no he podido probar).

Recibiendo notificaciones en Gear Fit 2

En cuanto a la batería de mi teléfono me ha dado la sensación que se iba mas rápido de lo normal, algo que puede ser simple coincidencia pero que tiene cierta lógica ya que a fin de cuentas es otro cacharro al que tenia que estar enviando informacion el iPhone ademas de mi Apple Watch.

El Gear Fit

Pues irónicamente del propio dispositivo es de lo que menos puedo hablar debido al corto espacio de tiempo que he pasado con el. El ajuste a la muñeca, o mas bien el enganche de la correa es bastante peor que en el caso del Apple Watch, pero muy similar a los que ofrecen otras pulseras deportivas como Fitbit, y es que el Fit es eso, una pulsera deportiva. Respecto a como ponérnosla  si lo pones muy fuerte o muy flojo da problemas según mi compañero, hay que ponerlo sin apretar mucho pero que tampoco baile mucho.

Gear Fit personalizado

Su pantalla es muy similar a la de primer Samsung Gear S, es decir estrecha y larga, de hecho es muy estrecha y muy larga, lo que significa que no es la mejor del mundo para leer texto (solo entran unas pocas letras en cada linea) ni tampoco lo pretende, es una pulsera deportiva por encima de todo y no un smartwatch. Una pulsera que abulta bastante puesta, al menos esa es la sensación que tenia con ella puesta en mi muñeca.

El dispositivo tampoco tiene micro ni altavoz, de forma que cuando recibimos una notificación tan solo podemos responder con par de respuestas prefijadas y poco mas, lo que la hace adecuada para recibir notificaciones pero en ningún caso para responderlas, para ello tocara ir siempre al teléfono.

La Gear Fit 2 no admite aplicaciones y por tanto tiene un grado de personalización limitado, si bien si tiene opción de poner distintas carátulas de informacion, las cuales se instalan desde el teléfono como si fueran aplicaciones. En el iPhone la instalación ha sido correcta en todo momento así que otro de mis miedos (que no se pudiera instalar nada) ha quedado también descartado.

En cuanto al uso, el Gear Fit tiene 2 botones (uno para encender y para acceder al menú y otro para retroceder) y permite desplazamientos horizontales y verticales entre las distintas pantallas. La del centro es la principal, y luego a la izquierda tenemos las notificaciones que vayan llegando. Si deslizamos desde arriba llegaremos al apartado de música, que para variar lamentablemente no he podido probar si podemos controlar la música de nuestro iPhone o si podemos llevar música sincronizada como ocurre con el Apple Watch, o si simplemente con iOS esto no funciona como ocurre por lo que he leído con los Gear S2 y Samsung Pay. Lo que si puedo decir es que el Fit 2 lleva almacenamiento y al menos en Android si permite enviarle música.

Conclusiones:

Pues sorprendentemente positivas, me ha sorprendido que la cosa funcione tan bien desde el primer momento (no tenia mucha fe en Samsung la verdad). Personalmente no entiendo porque han hecho 2 aplicaciones en vez de una sola para todos los dispositivos, y aun siendo consciente que para poder valorar bien todo necesito mucho mas tiempo y preferiblemente un Gear S2 o S3, lo cierto es que aunque la integración nunca será tan buena como con un dispositivo de Apple, las alternativas de Samsung son mucho mas que aceptables.

Me han faltado por probar muchas cosas (demasiadas), pero el tiempo ha dado para lo que ha dado. Y teniendo claro que incluso aunque funcionara el tema de la música (seria un punto importante que lo hiciera, aunque solo sea controlando remotamente lo que suena en el iPhone), la Gear Fit 2 evidentemente no puede competir con un Apple Watch ni lo pretende; Hecho en falta un micro y altavoz, pero por su precio (esta en oferta en 130€) es un dispositivo genial para aquellos que solo buscan llevarla para hacer deporte (es resistente al agua aunque no se puede sumergir, tiene GPS  y sensor cardiaco) o que quieren llevar algo en la muñeca que les permita recibir notificaciones sin grandes pretensiones pagando menos de la mitad de lo que les costaría un Apple Watch.

Por ultimo decir que si bien en el caso de Android la Gear Fit 2 esta planteada para usar si se quiere como un dispositivo independiente cuando salimos a hacer deporte (como ocurre con el Apple Watch Series 2), lo ciento es que no tengo tan claro que esto funcione igual de bien en el caso del iPhone (el tema de la música es un factor a tener en cuenta ya que si no podemos almacenarla entonces no podemos salir a correr sin el teléfono, o si lo hacemos nos quedamos sin escuchar nada). No obstante es algo que evidentemente hay que probar.