En España vivimos una cosa muy curiosa,  muchísimos bancos llevan tiempo ofreciendo tarjetas contact less desde hace años, algo que se ha vuelto un sistema sumamente cómodo de pagar en comercios pero que no ha tenido repercusión en otros ámbitos donde inexplicablemente seguimos dependiendo del odioso efectivo a la hora de pagar,.como el caso de las maquinas de vending, que en España las que tienen contact less son como los extraterrestres, se supone que están ahí, pero nadie las ha visto (o casi nadie), algo que debería empezar a cambiar desde antes de ayer si se quiere que realmente poco a poco nos libremos del efectivo.

Apple-Pay-comes-to-Canadian-vending-machines-Report

Por otro lado nos encontramos con otros tantos sistemas que utilizan NFC, cada uno de su padre y de su madre, como puertas de garaje, puertas automáticas, tarjetas de transporte publico, pulseras para pasar por tornos, puertas de hoteles, etc ,etc, etc..

Aquí es donde nos encontramos con el problema: llevamos cada vez mas NFC encima cuando lo mas cómodo seria llevar un único dispositivo que nos abriera todas las puertas (en sentido literal y figurado). Ese dispositivo no puede ser otro mas que nuestro Smartwatch o nuestro teléfono.

Sabemos que Apple es muy reacia a abrir el NFC a los bancos, alegan cuestiones de seguridad y puedo entenderlo (desconozco en detalle si es cierto o no lo que dicen así que no puedo posicionarme a favor o en contra), a fin de cuentas los datos bancarios son un tema muy serio donde correr el mínimo riesgo puede suponer una pifia economía a mas de uno.

Sin embargo creo que Apple perfectamente podrían abrir el NFC en otro sentido , y es simplemente como duplicador de etiquetas NFC de uso simple. Y por uso simple me refiero a aquellas que no son mas que un numero en un chip NFC que tiene que ser validado y poco mas, NFC de baja seguridad en resumen. Esto nos permitiría hacernos la vida mucho mas cómoda y segura, y es que ahora mismo esos chip NFC pueden ser copiados fácilmente aunque nos cueste creerlo (basta con ir a una tienda de mandos de garaje para que nos dupliquen nuestra llave sin mayores complicaciones) mientras que una vez almacenado ese contenido en nuestro teléfono o Apple Watch solo estaría accesible cuando nosotros quisiéramos, evitando que alguien mal intencionado pueda copiarnos nada (algo que insisto SI pueden hacer ahora).

Si Apple quiere realmente que Wallet sustituya a nuestra cartera al 100% es imperativo que abra aunque sea parcialmente el NFC, si no….será un bonito quiero y no puedo que seguiremos usando encantados de la vida con lo que podamos, pero que aguantaremos frustrados sin poder usarlo para el resto como hacemos ahora, y querido lector, yo quiero ir la vida con mi Apple Watch y no llevar nada mas, ¿y tu?