Aquí estamos de nuevo en este mini-curso para crear AppsEn esta ocasión haremos un ejemplo con Xcode.

En la primera clase vimos todo lo necesario para aprender a crear Apps para iPhone e iPad.

Por que este mini-training te va a servir para crear aplicaciones para iPad también, pues el proceso es prácticamente idéntico.

En esta segunda clase te voy a enseñar a crear tu primera aplicación con Swift, será un ejemplo con Xcode y será un buen comienzo a este mundo de creación de Apps para iOS.

Para ello vamos a usar Xcode y Swift 3, las últimas tecnologías del momento.

Crear una App no solo es programar

Uno de los miedos más frecuentes de alguien que se enfrenta al desarrollo de una App es el miedo a programar, estoy hablando lógicamente de personas que nunca han programado.

Personas que de repente y debido a la evolución del uso de Apps diariamente, pues se le ocurre una idea de crear una App y se pone manos a la obra para crearla.

Es una pregunta que contesto reiteradamente: ¿Es necesario saber programar para crear Apps?

La respuesta no es fácil, podría serlo, y yo diría: ¡Claro que sí!

Sin embargo, a programar se aprende programando, y crear una App no es solo programar.

Lo que quiero decir es que si no sabes programar, no es un impedimento para que esa idea que se te ha ocurrido en tu cabeza, pase a convertirse en una aplicación.

Diferentes fases de la creación de Apps para iOS

La creación de Apps para iOS comprende una serie de pasos que no consisten solo en programar.

  1. Es necesario crear la interfaz visual, y esto en la mayoría de ocasiones se hace sin programar.
  2. Hay que conocer ciertos patrones de diseño en cuanto a la forma de hacer las cosas, y esto tampoco es programar.
  3. Hay que hacer el uso de la aplicación sencillo de usar, esto tiene más que ver con la usabilidad y experiencia de usuario que con programar.
  4. Un diseño bonito también ayudará a que tu App sea un producto bien acabado, esto es más Diseño que “tirar” líneas de código.

Cómo ves, la creación de una App comprende muchas cosas, y no solo programar.

Si bien es cierto que la programación es una parte fundamental del proceso, no es el único, así que no tengas miedo de empezar a crear Apps, pues como te he dicho a programar se aprende programando, entonces… ¿Cuando empezamos? 😉

ejemplo-con-Xcode

Xcode

Ya hablamos de Xcode en la primera parte de este mini-curso.

Es una herramienta que Apple ha ido puliendo en cada versión, es un IDE muy estable.

Generalmente usaremos clases de Swift para crear nuestro código.

ejemplo-con-Xcode-2

Algunas de estas clases de Swift, las que son clases denominadas “controladores de vistas”.

Estas clases deberán estar asociadas con una representación gráfica de la misma.

Esta representación gráfica del controlador la encontraremos en los Storyboards.

Storyboards

El Storyboard es un archivo de Xcode que nos permitirá crear interfaces gráficas de una forma muy sencilla.

Simplemente arrastrando objetos dentro de la vista que se nos presenta.

ejemplo-con-Xcode-3

Es como un lienzo en blanco dónde podremos “pintar” las pantallas.

La vista y su controlador

Cada una de estas vistas que están en el Storyboard tendrán un archivo de Swift asociado.

¡Ojo! Puede no tenerlo.

Puedes tener un ViewController (o lo que es lo mismo una vista) en el Storyboard, y tener o no tener una clase asociada.

En el caso de que la vista o ViewController tenga asociada una clase, es en esta clase dónde escribiremos todo el código que luego se reflejará en la vista en cuestión.

Por hacerlo más sencillo, en el ejemplo con Xcode que vamos a hacer, al iniciar el proyecto, seleccionamos la plantilla “Single View Application”.

Esta plantilla lo que nos ofrece como punto de partida es una vista.

Esta vista la encontramos en el Storyboard, y un controlador de esta, que es el archivo llamado “ViewController.swift”.

Manos a la obra

Bueno, dejemonos de tanto “parloteo” y pasemos a la práctica.

Acompáñame y crea tu primera App para iOS haciendo un ejemplo con Xcode.

Empieza tu aventura en la creación de Apps para iOS.

Cualquier duda, comentario, o sugerencia, déjame un comentario.