Soy de los 80 (bueno de finales de los 70, pero cuando empece a tener uso de razón eran los 80) y pese a eso y que tengo mucha nostalgia de esos años (como todo buen ochenteno que se precie) lo cierto es que nunca he tenido especial interés en los juegos retro ni en los emuladores para jugar los juegos de antaño, simplemente eran otros tiempos con juegos que eran lo que había y que han sido superados ampliamente por los actuales, al menos gráficamente, ya que en diversión es cierto que es complicado.

Es por eso que soy el primer sorprendido de que me haya viciado tanto al juego que hoy os traigo, Dan The Man, un juego retro como ninguno creado por los desarrolladores de Fruit Ninja (un vicio en su momento) y Jetpack Joyride (que no me convence), con gráficos de los 80 pero programado ahora. Dan The Man, que parece ser que nació hace unos años como un corto de animación, nos cuenta las aventuras de un karate que tiene que salvar a su novia, luchando para ellos con malvados que aparecen por todas partes en un juego de plataformas clásico en donde una organización perversa y facinerosa ha salido de las sombras y esta dispuesta a hacértela pasar canutas.

Dan The Man

El juego, disponible tanto para iOS como para Android y por supuesto para nuestro Apple TV es totalmente gratuito y nos proporciona horas de diversión, al menos si lo controlamos desde un mando MFI ya que con el Siri Remote, como suele ocurrir con la mayoría de juegos, pierde mucho.

Una vez estemos jugando veremos que como suele ser habitual en este tipo de juegos, la dificultad va aumentando tanto en movimientos (al principio solo podemos pegar puñetazos, pero al poco podemos conseguir lanzar cuchillos o estrellas ninja, entre otras muchas mas) como en enemigos, donde encontramos desde los facilitos que con un par de puñetazos los liquidamos a unos no tan fáciles donde tendremos que estar saltando y golpeando si no queremos que nos machaquen. Ademas por supuesto de los famosos jefes finales.

Dan The Man Armas

Conclusiones

Dan The Man es un juego totalmente recomendable (y gratuito), lo baje por ver que tal  (y contároslo) y me ha enganchado por completo al ser perfecto como juego casual para echar un rato sin mas pretensiones. Gráficos ochenteros, jugabilidad ochentera y música pegadiza, póngame  2 oiga.