Ayer Apple dio a conocer sus resultados financieros para el ultimo cuarto del año, que coincide con el grueso del periodo navideño, y donde para sorpresa de los agoreros levanto unos resultados superiores a los de 2016, donde recordemos que tuvieron un pequeño recorte respecto al año anterior.

Resultados Apple final 2016

Sin entrar a valorar en profundidad los resultados (hay blogs especializados que lo harán mucho mejor que nosotros), hay que destacar que la estrella fue una vez mas el iPhone, con casi un 70% de los beneficios (una pasada que si yo fuera Tim Cook me preocuparía ya que no es sano depender tantísimo de un único producto) y donde la menor parte (el 5%) se lo lleva el apartado otros, donde Apple engloba la venta de nuestros queridos Apple Watch, Apple TV o los vetustos iPod, junto a los accesorios, estaciones airport, fundas y demás “morralla”, entre la cual por cierto se incluyen los AirPods.

El dato anterior debería preocuparnos relativamente ya que si bien las ventas de Apple TV si es cierto que siguen siendo residuales (lo que no hace muy esperanzador el lanzamiento de un Apple TV 5 a corto plazo, aunque espero equivocarme), en el caso del Apple Watch la cosa esta en pleno crecimiento y aunque no dan cifras concretas el propio Tim Cook comento que habían vendido mucho mas que el año anterior y que les había costado poder satisfacer toda la demanda, algo que tengo que decir que a día de hoy aun no han logrado, y esa es la clave, si hubieran sido capaces de fabricar mas Apple Watch habrían vendido muchos más sin la menor duda. Nada mal para un producto que a día de hoy es un accesorio del iPhone a efectos prácticos.

Los datos por tanto hay que cogerlos en contexto, y no es que probablemente no se hayan vendido pocos Apple Watch o Apple TV (seguramente muchas empresas matarían por vender la décima parte de ellos con alguno de sus productos), sino simplemente es que se han vendido muchos, muchísimos iPhone, concretamente mas de 78 millones de unidades en apenas 3 meses, una autentica pasada que hace quedar en muy mal lugar de forma inmerecida a cualquier otro producto, llámese Apple Watch o iPad (que se ha llevado la peor parte al disminuir drásticamente sus ventas, algo que tampoco debería sorprender dado que llevamos mas de 2 años con el iPad Air 2 a la venta).