Durante el pasado día 8 de Febrero, Google presento por fin Android Wear 2 y sus nuevos relojes inteligentes de la mano de LG que cumplieron con lo que se esperaba de ellos sin dar demasiadas sorpresas y con corona digital incluida.

Android Wear es la respuesta de Google a watchOS 3, una respuesta tardia, muy tardia, pero que llega con interesantes propuestas que no me importaría en absoluto que tuviéramos con watchOS 4 y el próximo Apple Watch Series 3.

Lo primero de todo es una total independencia del teléfono, tanto que es compatible con iOS, es decir una aplicación para Android Wear no tienen porque estar comunicada en absoluto con su equivalente en el smartphone, algo que muchos llevan pidiendo desde que salió el primer Apple Watch y que en mi caso aunque inicialmente no era un problema para mi, lo cierto es que cada día que pasa lo imploro mas.

Como ampliación del punto anterior nos encontramos que en Android Wear tenemos incluso una tienda de aplicaciones en el propio reloj, desde la que poder instalar aplicaciones directamente de forma independiente, algo que tampoco me importaría tener mi Apple Watch.

Por ultimo, y como guinda del pastel, tenemos la posibilidad de que el teléfono con Android Wear lleve una tarjeta SIM (supongo que será eSIM) de forma que se cierra el circulo de esa autonomía y podemos literalmente salir de casa sin el teléfono sin perder ninguna funcionalidad en el reloj. Huelga decir que esto es algo que no somos pocos los que deseamos fervientemente para el próximo Apple Watch, aunque habrá que ver también si las compañías de teléfono españolas están por la labor de ofrecer un duplicado de tarjeta en eSIM o si por contra tenemos que tener un numero de teléfono independiente (algo que le haría perder muchos puntos) con Orange, que por ahora es la única operadora que ofrece eSIM en España.

El mejor anuncio de un reloj inteligente

Pero si hay algo que realmente me ha sorprendido es el video que publico Google, y es que aunque Apple ha publicado unos cuantos promocionando su Apple Watch, lo cierto es que siempre me he quejado de que lo centraba demasiado en el deporte y no mostraba el autentico potencial de llevar un reloj inteligente en la muñeca, algo que Google consigue hacer perfectamente en apenas 1 minuto.

Como se puede ver en este video de un minuto de duración, nuestro protagonista se despierta con la alarma de su reloj que tiene cargando en la mesilla, se lo pone y sale a correr escuchando algo de música que por supuesto llega a sus auriculares BT desde su reloj. Llega a una panadería/pastelería y en ese momento mujer le llama, contestando la llamada desde la muñeca y hablando desde los auriculares. Por último compra algo para desayunar y lo paga con el reloj usando Android Pay (que no ha llegado a España aun) antes de volver a casa para disfrutar del desayuno en familia.

En solo 1 minuto Google ha sabido demostrar como se puede salir de casa para ciertas cosas únicamente con el reloj y para mi eso es un triunfo. Por supuesto estamos en lo mismo de siempre, y es que un reloj tiene una pantalla muy pequeña y por tanto jamas podrá sustituir a un teléfono de forma completa, donde podremos hacer todo mucho mas cómodamente, pero para esos casos donde el teléfono es un estorbo (como salir a hacer deporte), el reloj inteligente puede ser perfecto.