Hace no muchos meses llegaron los termostatos Lyric T6 y su hermano T6R de la mano de Honeywell, un par de termostatos que llegaban para cubrir un importante hueco vacío en España: termostatos compatibles con HomeKit, el sistema domótico de Apple.

Llevaba tiempo buscando un termostato para sustituir mi antiguo Momit ya que ni tenia App para Apple Watch ni tampoco compatibilidad con HomeKit, en ambos casos tampoco es algo que fuera a cambiar (no se les ve con mucha intención) así que tan pronto hubo un pequeño hueco en la tarjeta de crédito me lance a por uno.

La diferencia entre el modelo T6 y el T6R es que el segundo conecta de forma inalámbrica el actuador de la caldera y el termostato en si mismo (lo que nos permite tenerlo donde mejor nos venga), mientras que el primero lo hace por cable (y se queda fijo en un sitio)

Instalación:

Sin entrar en muchos detalles (hay muchos videos en youtube donde ver la instalación mucho mas claramente que leyéndolo aquí) os diré que la instalación es muy sencilla, especialmente si tenéis caldera en casa ya que simplemente hay que conectar el actuador (la pieza blanca) a la caldera sustituyendo los 2 cables que suelen ir al termostato por 2 cables que van al actuador. Ademas deberemos llevar otros 2 cables con 220 V, algo sencillo ya que junto a la caldera seguro que tenéis un enchufe.

diagrama de caldera combi

Tras esto, si tenéis el modelo cableado, conectáis los cables que van al termostato al actuador también (mirar los esquemas que trae, no tiene perdida) y en el otro lado ponéis el termostato (la parte de la pantalla).

Si no tenéis caldera en casa (como es mi caso) sino calefacción central con control individual, os recomiendo el modelo inalámbrico y poner el actuador fisicamente en donde tuvierais el termostato y dejar el termostato encima de un mueble, ya que si no tendréis que instalar las 2 partes en el mismo lugar y estéticamente no queda muy bonito.

Tras instalarlo simplemente habrá que descargar la App móvil (disponible para iOS y Android) y seguir el asistente para unir el termostato a nuestra red Wifi.

La interface del termostato

El termostato tiene una interface sumamente sencilla y limitada (quizá demasiado),  y basicamente a pesar de ser una pantalla táctil lo que tenemos son unos botones virtuales que nos permiten movernos por la interface, de forma que no se aprovechan demasiado las características táctiles como tales.

La pantalla tiene una cosa muy buena y es que al cabo de unos segundos pasa a un modo reposo en el que solo muestra la informacion básica (la hora y temperatura actual) y cuando tocamos es cuando nos muestra el resto de información. Esto nos permite ver de un vistazo en cualquier momento la temperatura sin distracciones, y solo ver el resto cuando nos interese.

Una vez pulsamos sobre la pantalla nos muestra mas informacion como la temperatura de consigna, icono de conexión Wifi (y el de conexión con  el actuador si tenemos el modelo inalambrico) y calendario. Así mismo en la parte inferior tenemos 3 botones para actuar con el termostato, ademas de un botón + y otro – para subir o bajar la temperatura.

Interface del termostato

En la parte inferior tenemos un icono para apagar o encender, otro para acceder a la configuración y otro para activar o quitar la programación.

En cuanto a la configuración, tendremos las siguientes opciones, aunque como he dicho están poco optimizadas para una pantalla tactil:

  • Programación horaria: Para programar diferentes temperaturas a distintas horas y días de la semana..
  • Wi-Fi: Para ponernos en modo configuración de la red inalámbrica, aunque para hacerlo tendremos que usar la App movil ya que el termostato es incapaz de se configurado desde la pantalla, algo que no debería ser muy difícil de conseguir (en el Momit lo hacíamos sin problema)
  • Limpiar pantalla: Esta curiosa opción, nos permite desactivar la pantalla durante 30 segundos para poder limpiarla sin que al hacerlo se pulse cualquier opción de la pantalla táctil.
  • Bloqueado: Sirve para que pida un pin si queremos tocar algo en la pantalla (muy útil con niños), curiosamente el PIN es fijo y no se puede cambiar, algo incomprensible.
  • Idioma: Para cambiar el idioma entre Español, Alemán, Holandés, Italiano, Ingles o Frances.
  • Reloj: Configuración de la fecha y la hora. Esto es algo que no será habitual realizar, ya que cogerá la hora de internet.
  • Brillo inactivo: Nos permite ajustar el brillo de la pantalla cuando entra en el modo de reposo.
  • Optimización: Permite configurar para las opciones de optimización como inicio o paro, algo que no he logrado aun entender muy bien como funciona.
  • Desviación temperatura: Nos permite ajustar el desvío de la temperatura, en rangos de 0,5º, de forma que si queremos estar a 20º no suba medio grado mas para estar mas tiempo despues sin poner la calefacción.
  • Reset: Resetea el termostato a los valores de fábrica.
  • Info dispositivo: Información variada del dispositivo, la mayoría de poco interés salvo la dirección Mac y poco mas.

La App de iOS

La app es sumamente minimalista, mostrano la temperatura exterior (si pulsamos nos da un poco de informacion del tiempo), la temperatura actual del termostato, un icono para acceder a la programación, otro para encender o apagar (se ilumina si esta encendida la calefacción en ese momento) y una ruleta para elegir la temperatura deseada. Todo muy intuitivo y fácil de utilizar.

La programación la podemos llevar a cabo por rango horario o por geoposicionamiento. Por rango horario hay poco que explicar, básicamente se dice en que días y que rangos de horas queremos una determinada temperatura, sin embargo también podemos llevar a cabo una programación por geoposicionamiento indicando que temperatura queremos durante el día cuando estemos en casa, que temperatura cuando estemos ausente, y que temperatura por la noche.

Lamentablemente echo en falta una combinación de ambos tipos de programación, donde podamos elegir rango horario pero también en función de si estamos o no en casa.

App de iOS

El geoposicionamiento esta muy bien pensado y es que podemos poner un rango de Km para que cuando entremos en el se ponga la calefacción y cuando salgamos se quite, ya que todos sabemos que desde que se pone en marcha hasta que se calienta la casa pasa un rato.

Por ultimo comentar que contamos con menú lateral desde el que gestionar usuarios (para meter al resto de miembros de la familia) tanto a nivel de App como de HomeKit, definir el rango de geoposicionamiento, o definir una programación de vacaciones.

Lyric en Apple Watch

Cuando uno se enfrenta a la App para el Apple Watch empieza a tener sentimientos encontrados, por un lado es una autentica maravilla perfectamente optimizara para ser usada en la muñeca, con lo justo y necesario. Por otro tiene un par de carencias incomprensibles.

Como digo la App esta pensada para hacer lo que tiene que hacer, es decir, ver que temperatura tenemos y poder subirla o bajarla, nada demasiado complicado pero que es la esencia de una App para un termostato. Ahora bien cuando uno la abre y ve que solo muestra la informacion de los grados en Fº es cuando quiere matar a alguien. Por fortuna desde Honeywell ya me han confirmado que lo arreglaran en una futura versión, pero es un error que no debería haber pasado de la versión 1.0 ya que vuelve la App totalmente inútil en Europa.

App de Lyric (a la izq) y HomeKit (a la derecha)

App de Lyric (a la izq) y HomeKit (a la derecha)

Como plan B tenemos la posibilidad de usar la App de HomeKit pero aquí hay otra pequeña decepción ya que Apple ha pensado fatal el tema de los termostatos en esta App. Lo plantean como una barra que sube y baja, lo que es ideal para subir una persiana  pero no para controlar un termostato que a lo mejor queremos subir solo 1º, lo que hace que una operacion de 2 segundos se convierta en un ejercicio de malabarismo hasta dejar la dichosa barrita en su sitio.Por suerte tenemos el plan C, que es decírselo a Siri, pero esta debería ser una opción no una obligación.

ForceTouch en Apple Watch

Pero he dicho que esta App tenia cosas maravillosas ¿no? y para eso llega ForceTouch al rescate, ya que al pulsar podremos encender o apagar el termostato, activar un ventilador (que no se que utilidad tiene en un termostato) y la opción de “Ausente”, que curiosamente no esta en la App de iOS (o yo no la he visto al menos) y permite decir al termostato que nos vamos de casa unas horas para que lo tenga en cuenta.

Por ultimo decir que echo de menos una complicación para poder acceder rápidamente a la app del Apple Watch desde la pantalla del reloj, algo que haría ganar sin duda muchos puntos en productividad a la hora de ajustar la temperatura rápidamente.

Conclusiones:

Tengo sensaciones encontradas con el termostato que se podrían definir como cierta decepción. La interface del propio dispositivo es muy pobre (la pantalla parece mas un LCD en blanco y negro con paneles que se iluminan, como un reloj Casio antiguo) que una pantalla de 2017, y no estaría de mas que aprovecharan un poco mas la pantalla tactil para que fuera mucho mas autónomo.

Respecto a la App de iOS no tengo ninguna queja pero en el Watch, a pesar de que me gusta mucho, considero realmente inaceptable que sigan sin mostrar los grados Cº por mucho que sea algo que vayan a solucionar a corto plazo.

¿merece la pena el dispositivo? pues al igual que me ocurría con el Momit, estamos ante un dispositivo de los de que en el país de los ciegos el tuerto es el rey, y es que si queremos un termostato compatible con HomeKit en España tenemos muy poco donde elegir.

Aun así si dejamos de lado el tema del control local (que a fin de cuentas es el que menos usaremos seguramente) y las carencias del Apple Watch (que seran solventadas en breve) estamos ante un dispositivo muy recomendable que podéis usar desde vuestro Apple TV incluso (es una gozada decir “ajusta la temperatura a 23 Cº” al Siri Remote) y que podéis comprar en Amazon por 170€ aproximadamente en su versión cableada y por unos 200€ en su versión inalámbrica. Actualización: si sois rápidos también podéis acceder a una oferta limitada de Macnificos por 150€