Hasta ahora a la hora de comprar un Apple Watch teníamos que elegir que serie queríamos, que caja y que correa queríamos elegir. Esto da como resultado una cantidad ingente de combinaciones que hay que producir y empaquetar, lo que por un lado es embriagador para el cliente al tener mucho donde elegir, y por otro supone una autentica locura de logística para Apple.

Por suerte Apple ha dado otra sorpresa hoy y es que pese a tener ahora muchas mas correas para elegir,  ha eliminado la mayoría de correas disponibles para comprar junto al reloj, lo que facilita muchísimo la compra para los clientes ya que ahora simplemente podremos elegir Sport o Milanese, pudiendo comprar cualquiera de las otras disponibles (piel, nylon, acero….) por separado. Quedan a la venta también las Hermès, aunque esas juegan en otra liga y a fin de cuenta son una edición especial.

Lo cierto es que mas allá de facilitar la logística y no complicar tanto la elección al cliente, a efectos prácticos no va a haber mucha diferencia ya que la gran mayoría de ventas se lo llevan los Sport y de las metálicas la única que triunfa un poco es la Milanese ya que el resto suele resultar muy caras para la compra inicial. Por otro lado tenemos las de Nylon, que tampoco han tenido un gran aceptación, al menos si las comparamos con las mencionadas correas deportivas.

En resumen: una elección muy lógica que seguramente tendrían que haber tomado hace mucho tiempo.