CarPlay y el Apple Watch son dos cosas que por separado nos hacen la vida mas fácil y cómoda, pero que cuando actúan juntas, lejos de ser aun mejores nos encontramos con que perdemos funcionalidades, al menos eso es lo que nos ocurre con las notificaciones.

CarPlay esta pensado para hacernos mas comida y segura la conducción, y lo hace entre otras cosas eliminando de la pantalla de nuestro coche todo lo irrelevante para centrarnos únicamente en lo que nos ayuda cuando conducimos, al menos esa es la teoría.

En la practica vemos que no es tan bonito ya que por ahora (esperemos que esto cambie en futuras versiones) es Apple quien decide que aplicaciones son dignas de ser usadas en el coche y cuales no, lo que se traduce en que apenas un pequeño puñado de aplicaciones funcionan en el coche, y lo que es peor, corta de raíz las notificaciones con la excusa de que distraen la conducción.

Este ultimo punto es una verdad a medias ya que si bien es cierto que distraer distraen, no es menos cierto que las únicas que nos llegan (mensajes y alertas del calendario) también lo hacen, por lo que sin duda seria mucho mejor si dejaran que fuera el propio usuario el que decidiera que notificaciones considera lo suficientemente relevantes para “distraernos” y cuales no ya que por ejemplo en mi caso apenas uso Mensajes mientras que mi forma principal de contacto es Telegram, por lo que para mi es mucho mas importante recibir un mensaje de mi mujer enviado por esta plataforma que el hecho de que Mensajes me avise de la ultima promoción de Jazztel.

La cosa se quedaria en anecdótico si por lo menos pudiéramos seguir recibiendo notificaciones en nuestro Apple Watch, pero Apple ha considerado que eso también es una distracción y en el momento que conectamos CarPlay nuestros relojes favoritos se vuelven inútiles ya que en ellos tampoco recibimos nada a excepción de los mencionados Mensajes, los avisos del calendario y curiosamente los correos electrónicos, que por algún extraño motivo llegan a nuestro reloj pero no a la pantalla del coche.