El pasado jueves se publico en the Heart Rhythm Society’s Heart Rhythm 2017 una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de California, San Francisco, en colaboración con la conocida App cardiogram, que demuestra que el sensor de frecuencia cardíaca de Apple Watch puede ayudar en la detección de la fibrilación auricular, una arritmia cardíaca común que puede conducir a un derrame cerebral.

Por supuesto esto no es tan fácil como ponerse el Apple Watch y esperar (algo que con el tiempo seguro que ocurre), si no que los datos recogidos por la App se procesan en una red neuronal entrenada que permite distinguir automáticamente la fibrilación auricular del ritmo cardiaco normal en un grupo de pacientes de prueba.

Para entrenar la red neural, los investigadores recolectaron datos (139 millones de mediciones de la frecuencia cardíaca y 6.338 ECG móviles) desde 6.158 usuarios que desde la App Cardiogram (Es gratuita, por si la queréis descargar) estaban suscritos en la UCSF Health Study Eheart .

El cofundador de la App, Brandon Ballinger dijo que cerca de 200 participantes con fibrilación auricular paroxística fueron diagnosticados en el estudio. Estos pacientes recibieron un electrocardiograma portátil y la tarea de tomar una lectura diaria o cuando sentían un inicio de síntomas que van desde mareos a los dolores del corazón. Cardiogram utiliza la información recopilada para entrenar a la red neural, que posteriormente cruzo con datos de frecuencia cardiaca del Apple Watch para identificar la fibrilación auricular cardiaca.

La red neural fue validada recientemente con una muestra de ensayo de 51 pacientes programados para someterse a tratamiento. Cada persona llevaba un Apple Watch durante 20 minutos antes y después de la cardioversión, un procedimiento que restaura el ritmo cardíaco normal a los pacientes con arritmias.

Cuando se hizo la comparación entre los resultados del Apple Watch y un electrocardiograma de 12 derivaciones, la red neutral fue capaz de identificar fabricaciones con una precisión de 97 por ciento, lo que sin duda es un resultado muy alentador.

Por supuesto este estudio no pretende demostrar que un simple Apple Watch pueda sustituir a un monitor cardiaco tradicional ni mucho menos, pero sin duda puede ayudar a prevenir y diagnosticar pacientes que desconozcan que tengan esta enfermedad para ser tratada a tiempo.

Ballinger y su equipo en Cardiogram están actualmente validando la red nuera contra una serie de estándares de la industria con los planes para incorporar los resultados en la aplicación. De cara al futuro, Cardiogram está investigando si la red neural se puede aplicar a otras enfermedades del corazón.