Anoche (en España) salto una interesante noticia de la mano de Mark Gurmán (conocido blogger que actualmente trabaja para Bloomberg y que rara vez se equivoca) en la que prácticamente se da por hecho que el futuro Apple Watch Series 3 llevara un chip LTE tal y como muchos esperamos.

No solo eso si no que ademas concreta que el chip LTE vendría de la mano de Intel, frente al habitual Qualcomm para estos casos, con quien Apple anda en un proceso judicial bastante peliagudo. Por otro lado no se comenta nada de si el nuevo Series 3 contaría con eSIM o por contra una ranura o similar donde meter una nano sim como en el iPhone.

En el caso de contar con eSIM tendríamos serios problemas para usarlo en España ya que tan solo Orange tiene soporte para esta tecnología actualmente, lo que unido a que parece ser que Apple esta en conversaciones con distintas compañías para tarifas de datos específicos hace presagiar que quizá este Series 3 con LTE vaya llegando con cuentagotas a diferentes países (esperemos que no sea asi).

Un LTE posiblemente muy limitado

Cuando pensamos en un reloj con LTE rápidamente vuela nuestra imaginación hacia un dispositivo completamente independiente como debería ser, sin embargo si pensamos en lo que conocemos de watchOS 4 quizá no podamos ser tan optimistas no sea hasta watchOS 5 cuando logremos esa ansiada independencia, y es que o bien Apple ha guardado muy bien sus cartas o tendremos un LTE un tanto limitado ya que no hay nada en watchOS 4 (con excepción del acceso al BT) que este enfocada hacia una mayor independencia.

Esa independencia podrían haberla planteado bajo una red wifi (en cuyo caso serviría para al menos el Series 2) sin embargo no hay nada de eso por ahora en watchOS 4, por lo que si tienen planeado presentarlo en otoño (como se especula) serian muchos cambios internos imprevistos para las aplicaciones lo que tendrían que llevar a cabo lo de los desarrolladores, de forma que ojalá me equivoque pero es bastante probable que en una primera etapa esa independencia sea un limitada y no se empiecen a ver avances reales hasta dentro de un año, algo que ya hemos visto muchas veces con Apple y las nuevas características de sus productos recientes (el TouchID al principio solo servia para desbloquear el móvil, y el 3D Touch inicialmente tenia muchas menos funciones que hoy en día).

Un cambio de diseño ligero

Otra de las cosas que han saltado a la palestra es que el nuevo Apple Watch Series 3 tendría un nuevo diseño, y rápidamente mucha gente ha empezado a soñar con relojes redondos y mas delgados. Nada mas lejos de la realidad, y es que seguramente tan solo veamos ligeros cambios (tampoco apostaría por algo mucho mas delgado) pero manteniendo el formato ya que no hay absolutamente nada en el software actual que haga pensar que se podría adaptar fácilmente a una pantalla redonda.

Tampoco se puede olvidar que una de las señas de indentidad del Apple Watch son sus correas intercambiables, por lo que es esperable que la parte del enganche no varíe y el nuevo modelo siga siendo compatible con las correas actuales.

Un Series 3 con mucho potencial pero continuista

Con todo esto en la mano todo parece indicar (ojalá este equivocado) que tendremos un Apple Watch continuista en diseño y funcionalidades, con pequeñas mejoras pero mucho potencial que empezaremos a disfrutar dentro de 1 año.

Me encantaría estar equivocado y tener un Series 3 totalmente independiente con el que dejar el móvil en casa como ya comente que era el autentico potencial del Apple Watch, sin embargo por ahora creo que incluso con los últimos rumores eso no es mas que un sueño aun.