Tengo que admitir que en mi cabeza hay muchas ventajas de tener un Apple Watch con LTE (lastima que no esté aún en España),  desde dejar el reloj en casa cuando vamos al gimnasio, a bajar a la playa únicamente con el bañador y el reloj, pero como suele suceder la realidad supera a la ficción y nunca se me había pasado la idea de que el LTE salvara la vida a un surfista.

Y esto es precisamente lo que le paso a John Zilles, un surfista que por error se metió en una zona llena de tiburones blancos (si, de esos que normalmente en la practica son inofensivos pero que acojonan mucho ya que un mordisquito para saber a que sabemos suele ser sinónimo de una pierna amputada) y cuya única salida fue llamar a la Guardia Costera desde su Apple Watch para que fueran a rescatarle de un destino incierto.

Esta sin duda es una prueba de muchas en las que tener un reloj independiente puede ser de mucha utilidad, y es que ir a cuestas con un iPhone a hacer Surf no es una buena idea generalmente salvo que quieras pararte en medio del mar a subir a Instagram unas fotos con las vistas….