Con la llegada definitiva de watchOS 4, Apple integró una importante mejora que no estaba anunciada en la WWDC, y estaba relacionada con la medición del ritmo cardiaco con el Apple Watch. Básicamente el Apple Watch es capaz de detectar anormales subidas de pulsaciones que podrían estar derivando en un posible infarto.

La cosa es que por fortuna no es algo que salte habitualmente ya que para activarlo tiene que detectar mas de 120 pulsaciones (ese es el valor por defecto, pero se puede configurar) en un momento donde no estamos realizando ninguna actividad física. Con lo que no contaban seguramente en Apple (ni los usuarios) es que hay momentos en la vida donde aunque no estemos haciendo nada se nos pueden disparar las pulsaciones: en eventos deportivos.

Esto es lo que les ha ocurrido a algunos usuarios del Apple Watch que presenciaron hace unos dias el partido de la NFL que enfrentaba a los Vikings con los Saints,  donde algunos de los seguidores de los Vikings empezaron a recibir alertas en sus Apple Watch avisándoles del riesgo de sufrir un ataque al corazón al superar las 120 pulsaciones por minuto a pesar de estar “tranquilamente” sentados en el sofá de su casa viendo la tele.

Supongo que aqui podríamos sufrir algo parecido en la final de la copa de Europa si queda 1 minuto para terminar el partido y nuestro equipo esta a punto de marcar gol, pero lo cierto es que no estaría de mas tomarnos la vida con mas calma en estas situaciones ya que a fin de cuentas son otros los que se juegan el sueldo.

La buena noticia es que esto demuestra que la alerta del Apple Watch funciona correctamente así que ya sabes, si estas tranquilo (y sin ver un partido) y te salta, mejor acércate a un hospital.