Apple presentó el pasado jueves dia 1 de febrero los resultados financieros del primer trimestre fiscal de 2018, y volvieron a romper todas sus mejores marcas liderados principalmente por el iPhone X (que como siempre había catastrofistas con ganas de su minuto de gloria insinuando que no se estaba vendiendo bien), y es que aunque el número de unidades vendidas del iPhone ligeramente menor (un 1%, sin duda Apple esta al borde de la ruina) que en el mismo trimestre del año anterior, los ingresos subieron dado que el precio del iPhone X es algo superior al de modelos anteriores.

Sin embargo la subida de beneficios por parte del iPhone es solo la punta del Iceberg, y es que si profundizamos un poco veremos que el beneficio de la categoría donde se encuentra el Apple Watch, los AirPods, Apple TV y los auriculares Beats también han subido notablemente, precisamente por el existo del Apple Watch Series 3, que parece que ha logrado duplicar las ventas del Apple Watch Series 2 del mismo trimestre del pasado año, acumulando una subida consecutiva de un 50% en el último año (Sin duda otra prueba de que Apple esta al borde de la ruina y el Apple Watch es un fracaso), y elevando la categoría “otros” por encima de los 5500 millones de dólares.

Aunque Apple no da cifras concretas sobre las ventas concretas del Apple Watch,  si se cruzan esos beneficios con las estimaciones sacadas de venta de componentes, se estima que se abrían vendido entre 8 y 10 millones de Apple Watch únicamente en este trimestre convirtiéndolo en aun mas líder del mercado, ya que no podemos olvidar que la competencia tiene unas tasas de venta prácticamente irrisorias en comparación, y solo Samsung parece destacar mínimamente.

El Apple TV no acaba de despegar

Por desgracia las cosas no van tan bien para el Apple TV, cuyas ventas si ser malas siguen siendo muy modestas frente al resto, y lo mas preocupante: frente a la competencia, y es que aunque sea un producto muy inferior, se venden muchos mas Chromecast que Apple TV. Una de las principales causas es sin duda el precio (5 veces mas barato el Chromecast), pero a esto tampoco ha ayudado mucho que este año el Apple TV 4K solo tenga el “4K” como novedad y las mejoras de software hayan sido irrisorias.