No se si habéis tenido alguna vez un accidente grave de coche, y por grave no me refiero a un golpecito por detrás, si no a que el coche de algun trombo o vuelta de campana, momento en el que todo empieza a salir por los aires. Yo por desgracia se lo que es eso ante esta situación es habitual que, ademas de estar temblando del susto, lo primero que pase por nuestra cabeza al comprobar que seguimos enteros es llamar a un ser querido o a emergencias para para contarlo, y para ello lo primero es encontrar el movil, algo que rara vez esta donde lo dejamos, lo que nos pone aun mas nerviosos.

Por suerte en mi caso fue hace unos años pero hoy en día tengo un Apple Watch en la muñeca que me hubiera facilitado un poco todo esto, y eso es lo que le pasó hace poco a Kacie Anderson, quien contó su historia con Shape.com de como su Apple Watch le ayudo a ella y su hijo de 9 meses a salir de una situación embarazosa cuando les dio un buen golpe en el coche un conductor que había bebido mas de lo recomendable (es decir, mas que 0).

“En el momento en que nos golpeó, todo lo que había dentro del auto se fue al aire. Mi cara se dio un terrible golpe en el volante, el reposacabezas, de vuelta al volante y luego a la ventana. Me desmayé por alrededor de un minuto y no pude ver. Mis ojos estaban abiertos, pero todo lo que vi fue negro. Mis manos volaron para buscar mi teléfono y luego me di cuenta de que tenía mi reloj encendido y le pedí que llamara al 911”.

Esta madre de 24 años dice que había usado su Apple Watch durante un par de años como parte del entrenamiento de baloncesto y lacrosse, pero nunca antes había necesitado la función SOS. Por lo visto  sus heridas del accidente fueron bastante  graves y requirieron de la atención médica en el lugar del accidente, lo fue crucial para poder cuidar a su bebé, quien por fortuna tan solo tenia algun pequeño golpe y rasguño.

 “Llegó la ambulancia y de inmediato me subió a una camilla y estabilizó mi cuello y mi espalda. Tuve una conmoción cerebral grave que causó mareos y confusión durante varias semanas, y me pusieron un drenaje de mis oídos y nariz porque mi cerebro estaba inflamado. Mi cuello tiene dos músculos contracturados, y tengo dos discos abultados por los que todavía estoy buscando tratamiento “

La verdad es que dejando de lado el posible sensacionalismo de la noticia original (se habla de que el Apple Watch le salvo la vida cuando probablemente tan solo acelero un poco mas cosas pero hubiera llegado la ambulancia igualmente), de la que se hace eco 9to5Mac es una excelente noticia que dispositivos como este tengan estas funciones que pueden salvarnos o ayudarnos ante una situación limite, donde como he comentado mas arriba los nervios nos juegan muy malas pasadas que nos impiden pensar con claridad.