He tenido una crisis en el día a día con la manzana.

El Apple TV  hace un siglo que no lo enciendo ya que con la smart TV LG del cuarto tengo más que suficiente.

Con el iPhone 7 estoy pasando un momento grande de dudas, debido a su poca o ninguna autonomía que hace que apenas sin uso, cuando llego a casa sobre las 20 horas del trabajo, a duras penas llega al 20% de batería y si quiero usarlo tengo que vivir pegado a un cargador. No seré usuario del iPhone X debido a que con el nuevo miembro de la familia, se hace una locura el gastar los 1149 euros de partida del teléfono por muchas cosas que traiga y muy bonita e increíble que luzca su pantalla.

¿Qué hace que me quede de momento en Apple? Pues el Apple Watch.

Apple Watch Series 3 con celular

Llevo varias semanas pensando en pasarme por un centro comercial a comprar un Xiaomi Mi A1. Lo reconozco, la cámara doble me llama, pero no para invertir en un iPhone 8 o un x. ¿El problema? Pues que aunque sea barato, hago demasiadas cosas al día con mi Apple Watch.

Una de ellas y para mi importante, aunque no está bien, es poder contestar a mi teléfono personal ya que no va unido al bluetooth del coche, no tengo CarPlay en el coche actual y en él próximo lo que habrá será un mirar link de esos que funciona con los dos sistemas. Es el de trabajo el que va conectado a dicho bluetooth ya que es el teléfono que produce dinero. Aparte, contesto desde él a los WhatsApp personales que me llegan y a los mensajes cuando son importantes. Aparte está el tema de Apple Music que hace que vaya poniendo la música que me da la gana con el Oye Siri, aunque Siri, como todos sabéis a veces se le va la pinza.

Otra de ellas que utilizo a diario es Apple Pay desde el reloj. Ahora mismo configurado con mi tarjeta Carrefour y próximamente con la tarjeta del Santander ya que creo que debido a los recortes de calidades de ING, acabaré con una cuenta en este banco.

Habitualmente uso un iPad Pro de 12,9 para trabajar y prácticamente sustituye a mi MacBook Pro todos los días, excepto cuando necesito velocidad en el trabajo o empiezo a tener líos con varias hojas de excel a la vez o macros.

Y por último los AirPods. ¿Qué decir de estos pequeñines que se llevan a la perfección en el ecosistema?.

¿Y cual sería la alternativa? Pues sería la siguiente:

  • El Xiaomi Mi a1 como telefono personal principal
  • Mi reloj GPS deportivo TomTom Runner Cardio Music para hacer deporte solamente, ya que aunque recibe notificaciones, no puedes interactuar con ellas y a veces no te las muestra ni siquiera completa. Aquí desconozco si ya ha recibido alguna actualización de software que permita algo más. Pierdo Apple Pay o la posibilidad de pagar desde el reloj.
  • Los AirPods la verdad que no habría mucho problema ya que como auriculares bluetooth y manos libres, me podrían valer aunque el emparejamiento no fuese tan cómodo como lo es actualmente.
  • Pierdo Apple Pay y toda posibilidad de pago con el móvil ya que el Xiaomi no era ni siquiera NFC. Y creedme que me dolería bastante porque estoy muy acostumbrado a usarlo y lo usaría más en el caso que el pago con la Carrefour pass no fuese en débito diferido que no sabéis como me jode.

Por la parte del Apple TV no pasa nada ya que como os he dicho al principio apenas lo uso, y por más que quiera Iván, HomeKit para mi no es algo que me haga usarlo ya que al vivir de alquiler no hay nada que pueda hacer con HomeKit que me llame la atención (encender bombillas no es suficiente) y en Sevilla el tema de calderas no tiene validez. Cuando me haga mi casa, quería hacer algunas motorizaciones de persianas y estas cosas, pero la jefa me ha parado los pies. Así que es prescindibles.

Un futuro HomePod tampoco lo veo en mi casa, ya que mi mujer en cuanto subo un poco el volumen, me dice que si estoy loco o sordo, por lo que me vale con cualquier altavoz bluetooth.

Por otro lado, tengo la crisis por el coste de renovación por equipo. Mi vida con el iPhone ha pasado del 3G al 5 y del 5 al 7, es decir, unos 4 años con cada terminal. Si lo miras por el lado de coste de la inversión la verdad que no está nada mal, pero la duda surge cuando ahora toca renovar cualquier cacharro. En teléfono, haría que me fuese a un coste de unos 35-45 euros/mes con la operadora. Trabajo en Vodafone, de momento, así que ahorrarse comentarios de yo no lo compraría con operadora.

Pero es que veo, que el primero que va a tener que renovarse es el Apple Watch. Aparte de las deficiencias y fallos que pueda tener watchOS tengo que decir que mi pequeñín de 42 mm comprado en octubre de 2016 aguantaba dos días sin despeinarse. Ahora apenas llega a día y medio y en el momento en que lo tenga que poner a cargar todas las noches, pues se acabó el reloj, habría que pegar el salto. ¿salto a que? A lo mismo que tengo pero que Apple lo llama versión 3 porque las diferencias en España son mínimas y la versión con e-sim merma la autonomía del dispositivo una barbaridad en cuanto entra a jugar este tipo de conexión.